El presente cartel ha querido aunar los dos campos semánticos que nos propusimos en el equipo de Líneas de Fuerza para el curso 2016-2017: “Sentir con la Iglesia” (clave en los Ejercicios Espirituales) y “Amigos en el Señor” (clave ignaciana). Ambos quedarán expresados en un lema y sublema: “Nuestra casa es el mundo. Amigos en el Señor”. Este lema fue acuñado por el santo jesuita Jerónimo Nadal.


         

Para ello, el póster juega con dos imágenes complementarias: la superior expresa una escena que puede ser cotidiana: manos y brazos de gente joven que se superponen pero no se confunden, formando un equipo. Ser “amigos en el Señor” no implica uniformidad, sino diversidad y pluralidad. Todos somos Iglesia, cada uno con sus particularidades; y todos aportamos lo que nos caracteriza para hacer del mundo un hogar más habitable.

 

De ahí, la imagen superior solo puede ser correctamente entendida junto con la inferior-la cruz en medio de la ciudad-, porque en primer lugar, “sentir con la Iglesia” significa estar a la escucha no solo de lo que Dios me dice, sino también de lo que nos está diciendo en este momento de la historia. Segundo, somos invitados por Jesucristo a hacer vivas nuestras actitudes de misericordia, acogida, perdón y escucha, a “cuidar la casa común”. Tercero: formamos parte de una Iglesia que quiere ser casa con las puertas abiertas, en salida, para todo tipo de seres humanos de otras religiones, tradiciones y con distintas formas de creer en algo o en alguien. En todos ellos hay parte de la verdad de Dios.

 

Y por último, se produce una identificación entre “casa” y “mundo”: éste es el lugar donde resuena la voz del mismo Dios, y por tanto, el espacio amable al que la Iglesia –los amigos en el Señor- está llamada a ser y actuar.


Última modificación: jueves, 15 de septiembre de 2016, 09:35